EVENTOS


8M. LA REVOLUCIÓN FEMINISTA.

Por Julia Balbuena, 3º ESO C

         El pasado 8 de marzo no hubo ni un rincón de España donde reinara el silencio. Fueron las voces de cientos de miles de mujeres, que clamaban por una sociedad más justa, las que lo hicieron desaparecer.  El del 8M fue un movimiento feminista que quedará marcado en el calendario de muchos como uno de los más memorables de la historia de nuestro país, no solo por el gran número de personas que se sumaron a las movilizaciones sino por la repercusión mundial de estas. Y es que, tal y como afirmaba Amparo Bañes (responsable de la Unidad de Igualdad de la Universitat de Valencia), el 8M marcó un antes y un después en la lucha frente al machismo.

Fuente: Wikimedia.

         En los últimos meses numerosos partidos políticos se han sumado a la causa: el presidente del gobierno Mariano Rajoy decidió crear la figura del embajador en Misión Especial para la Igualdad de Género con el fin de velar por la eliminación de toda forma de discriminación y violencia contra la mujer, mientras que los socialistas solicitaban que se aprobaran los 200 millones de euros dispuestos en el pacto de Estado contra la violencia de género.
         El mundo del espectáculo también quiso poner su granito de arena, y lo hizo durante la ceremonia de los Goya. El auditorio quedó repleto de abanicos rojos en los que lucía el hashtag #MásMujeres, reclamando una mayor presencia de estas ante y tras las pantallas. Además a lo largo de la noche se pudieron escuchar decenas de discursos reivindicativos, entre los que destacó el de Isabel Coixet, que daba gracias a su madre por haberla dejado leer en lugar de obligarle a hacer las tareas de casa.
Fuente: Pixabay.

         Asimismo el pasado lunes 23 de abril durante la celebración del Dia del Libro, varias trabajadoras del sector editorial decidieron alzar la voz ante su ausencia en los puestos de poder: a pesar de que la media de trabajadoras en cualquier editorial oscila entre el 70 y el 80 por ciento, solo el 20% de los puestos de responsabilidad está ocupado por mujeres.
         Fue esa la razón por la que Emily Dickinson, poeta estadounidense ya fallecida, se pronunció: “Ignoramos nuestra verdadera estatura hasta que nos ponemos de pie”. Y es que, queridos lectores, el mundo siempre ha estado lleno de mujeres fuertes y triunfadoras que cayeron en el olvido, de mujeres invisibles que merecían resaltar. Es esa la razón por la que el 8M se debería celebrar los 365 días del año. Hagámonos oir, nada ni nadie puede pararnos.